PROJECT

Mujeres avispadas

Casos exitosos

Mujer Avíspate

¿cómo logran las mujeres conciliar su vida personal y laboral?

NOTICIAS

Noticias y actualizaciones

Publicaciones recientes

Corresponsabilidad social: ¿nuestras ciudades son aptas para ofrecer una calidad de vida a las personas en condición de discapacidad?

Diciembre y enero, son meses propicios para las vacaciones más esperadas, puesto que muchas familias disponen de su tiempo para disfrutarlas, bien sea en sus lugares de residencia o realizando viajes a lugares cercanos o lejanos; todo depende del presupuesto con el que se cuente.

Para algunos, este es la oportunidad para dedicar toda la atención posible a sus seres amados; pues bien, en familia, decidimos realizar un viaje a una de las ciudades del caribe colombiano para disfrutar de dichas vacaciones. El mar, la brisa, la arena, las aves, se convirtieron en hermosos regalos naturales que permitieron la desconexión digital, para darle paso a la conexión familiar.

Luego de disfrutar de los escenarios naturales creados por Dios, optamos por hacer otro maravilloso plan: recorrer el centro histórico de la ciudad. En este mismo espacio, lleno de tantas memorias, identificamos que el tiempo no solo se detuvo en las edificaciones, sino también en estrategias públicas y privadas accesibles para que las personas en situación de discapacidad, como es el caso de mi madre (quien nos acompañaba en el viaje), puedan hacer un recorrido por las calles adornadas de una magnifica arquitectura.

Muchas personas con disminución importante en las capacidades de movimiento de una o varias partes del cuerpo o con trastornos del equilibrio, como ella, no pueden trasladarse de un lugar a otro por mucho tiempo, sin embargo, no necesitan una silla de rueda.

Volviendo a la historia sobre el paseo en el centro histórico de la ciudad que visitábamos, tuvimos la necesidad urgente de buscar para mi madre una silla de ruedas alquilada, una bicicleta especial (o una Ernibike – @ernibike.oficial en instagram- , como la llama su creador argentino, el ingeniero industrial Diego Blas, inventada no sólo para el transporte, sino también la rehabilitación de un niño que nació con parálisis cerebral), o algún otro medio para transportarla; consultamos a la Policía de Turismo, pero sin mucho interés sobre el  asunto, respondieron que no tenían conocimiento de algún lugar o forma de encontrar solución.

Ernibike, creada por el argentino, el Ingeniero Industrial, Diego Blas. Fuente: foto tomada de internet.

Preguntamos a propios y foráneos, y nos indicaron consultar en varios negocios locales de alquiler de bicicletas, sin éxito. Una de las propietarias nos explicó que durante algún tuvieron una bicicleta especial, pero como casi no tenían este tipo de “clientes”, no era rentable tenerla.

Mi madre inquieta y apenada por tanto ajetreo, pidió dejar la gestión así, para que sus acompañantes pudieran disfrutar del resto de la tarde, pero en realidad la inquietud queda para las ciudades de Colombia y el mundo: ¿nuestras ciudades son aptas para ofrecer una calidad de vida a las personas en condición de discapacidad?

Muchas familias y cuidadores podrán brindar una respuesta, el estado otra; pero es claro que entre todos debemos ponernos de acuerdo para generar una corresponsabilidad social con el objetivo de crear o adaptar ciudades inclusivas y accesibles para las personas con movilidad reducida; con esto se podría, por ejemplo, generar la adecuación y disponibilidad del transporte público, e inclusive privado para personas dependientes, entre otras necesidades.

Cuéntanos tu experiencia… ¿tu ciudad es apta para ofrecer una calidad de vida a las personas en condición de discapacidad? Escríbenos a info@mujeravispate.com o a nuestra cuenta en Instagram @mujeravispate.

¿Cómo equilibran la vida personal y laboral las mujeres trabajadoras en Colombia y el mundo?

Beatriz Ramírez David, experta en temas de Género, empoderamiento de las mujeres, igualdad de derechos e Inclusión Social, responde a este interrogante en Mujer Avíspate.

Y es que esta pregunta surge a propósito de recientes resultados de encuestas en Colombia, como por ejemplo, la del Departamento Administrativo Nacional de Estadística –DANE-, donde se encontró que “más acceso a educación, tener hijos a una mayor edad y asumir la jefatura del hogar son tres aspectos que diferencian las condiciones de las mujeres de hoy de las que el DANE consultó 13 años atrás.
Y es que la mujer no solo viene siendo el género predominante en la población colombiana (51,2 por ciento del total poblacional), sino que su rol en la sociedad cada vez es más protagónico, impulsado por distintos factores, como el conflicto interno, el desplazamiento, las condiciones de pobreza y educación, entre otros”1.

Teniendo en cuenta este panorama, resulta importante revisar si actualmente en Colombia y el mundo, desde la sociedad, las empresas y el estado, se están diseñando, ejecutando o promoviendo políticas públicas, programas  o proyectos que promuevan el equilibrio entre la vida personal y laboral de las mujeres trabajadoras, y al  mismo tiempo  la corresponsabilidad familiar, con el propósito de aportar al desarrollo social, cultural y económico de un país, a través de hijos y familias que cuenten con un tiempo de calidad para su fortalecimiento.

Es por esto que Mujer Avíspate consultó a la experta en temas de Género, empoderamiento de las mujeres, igualdad de derechos e Inclusión Social, Beatriz Ramírez David, sobre estos conceptos y esto nos contó:

Mujer Avíspate: ¿qué significa para usted el concepto ‘equilibrio entre la vida personal/familiar-laboral’ en las mujeres?

Beatriz Ramírez: Viene a mi memoria esta frase “el problema es que esperamos que la mujer trabajecómo si no tuviese hijos y críen como si no tuviesen que trabajar. Indiscutiblemente nos encontramos frente al desafío de integrar la vida laboral con la vida privada. Algo para agregarle a esta situación es que las mujeres somos las encargadas del cuidado de nuestra familia y familiares dependientes. 

M. A.: y la ‘corresponsabilidad familiar’ ¿qué significa para usted?

B. R.: Es la articulación de tareas productivas y reproductivas desde una perspectiva que armonice los espacios de familia y trabajo de una forma equitativa entre hombres y mujeres. Para generar este equilibrio se requiere de la corresponsabilidad del triángulo familia, empresa y sociedad que entre otras constituye la riqueza necesaria para una empresa y es un elemento clave para el desarrollo social de los países.

M.A.: ¿Existen políticas públicas en Colombia que promuevan el equilibrio entre la vida personal y laboral en mujeres trabajadoras, como también la corresponsabilidad familiar?

B.R.: Si, existe la “Política Nacional de Apoyo y Fortalecimiento a las Familias 2014 – 2024” construida en desarrollo de lo previsto en la Ley 1361 de 2009 (Ley de Protección Integral a la Familia.), y conjuntamente con entidades del nivel nacional y territorial, de los sectores público y privado, la sociedad civil y la academia, bajo la coordinación del Ministerio de Salud y Protección Social. Como política nacional pretende, desde la perspectiva de derechos, brindar orientaciones generales para la acción del Estado en torno a la comprensión, movilización social y gestión política, con miras a promover el apoyo y fortalecimiento de las familias en términos de desarrollo humano y social en todos los territorios del país, asumiendo a las familias como sujetos colectivos de derechos y agentes de transformación en un sentido amplio plural y diverso. Está disponible en https://www.minsalud.gov.co/proteccionsocial/promocion-social/Paginas/Familia.aspx.

También debemos tener en cuenta que el Ministerio del Trabajo brinda orientaciones para garantizar la armonización entre la vida laboral y la vida familiar, y en relación a las acciones de cuidado al interior de las mismas. El Ministerio del Trabajo viene fortaleciendo e impulsando entre otros el programa Sello Equipares, en el que ya están vinculadas 73 empresas y cuyo propósito es reducir las brechas laborales entre hombres y mujeres en las organizaciones.

M.A. ¿Qué se ha hecho desde las organizaciones internacionales que apoyan a las mujeres?

B.R. La Oficina Internacional del Trabajo -OIT y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo-PNUD elaboraron el documento “Trabajo y Familia: Hacia nuevas formas de conciliación con corresponsabilidad social” la primera publicación fue en el 2009.

Con este informe, OIT y PNUD buscan contribuir a enfrentar uno de los mayores retos, como son la conciliación entre vida familiar y personal, y vida laboral. Está enfocado en América Latina y el Caribe, la región más desigual del planeta.  El informe argumenta “que es necesario avanzar hacia la conciliación de ambas esferas con corresponsabilidad social, es decir, entre hombres y mujeres, así como también entre familias, Estado, mercado y sociedad en general. Se trata de una dimensión fundamental para promover la igualdad y combatir la pobreza desde el mundo del trabajo. Constituye además un requisito para avanzar hacia la equidad de género”.

M.A.: ¿Conoce anécdotas de mujeres trabajadoras que han podido equilibrar su vida personal y laboral, o por el contario de mujeres que no han podido hacerlo?

B.R.: Uno de los principales obstáculos para el desarrollo de carreras laborales exitosas es la maternidad, razón por la cual muchas mujeres han optado por postergarla indefinidamente frente a un escenario donde no están dispuestas a transar opciones u oportunidades de seguir ascendiendo profesionalmente. De los casos que se pueden contar como exitosos por lograr el equilibrio personal, laboral y familiar, definitivamente son los que cuentan con un equipo de soporte para la mujer, bien sea porque tienen niñeras y empleada doméstica, la familia, que por lo general es la mamá de la mujer, y en muy pocos casos el del compañero o esposo.

M.A.: ¿Qué consejos puede brindar a las mujeres que en su día a día se angustian porque no encuentran la manera de equilibrar sus vidas, o que se encuentran con familias que no son corresponsables.

B.R.: En este sentido No se trata de conciliar, como si estuviéramos hablando de comportamientos aislados. Nosotras somos una sola persona por lo cual los ámbitos personal y laboral se entremezclan permanentemente. A lo largo de nuestras vidas, vamos incorporando y asumiendo diferentes roles sin darnos cuenta. Si bien es cierto el trabajo es importante, hay que saber distribuir los tiempos. Los extremos no son buenos, por lo que, si queremos hacer un cambio en nuestra rutina y equilibrarla, tampoco es lo más indicado añadir demasiadas actividades en un espacio de tiempo tan limitado para un día que solo tiene 24 horas.

Es muy importante plantear nuestras prioridades, así como involucrar a nuestra pareja en este sentido, no podemos seguir teniendo la responsabilidad de la familia solo nosotras, y que los hombres entiendan que no nos están ayudando en los oficios de la casa y en la crianza de los hijos e hijas, que tengan claro que están ejerciendo la paternidad. Importantísimo, antes de iniciar cualquier relación de pareja, debemos tener estos temas claros, es más difícil implementarlos durante la convivencia que antes de iniciarlas.

Conoce más sobre Beatriz Ramírez David

Administradora de Empresa, estudiante de la Maestría en Género, Sociedad y Política. Panelista nacional e internacional en temas de género, mujeres y paz. Hizo parte del grupo asesor de ONU Mujeres para Latinoamérica y el Caribe durante 5 años. Autora del libro Mujeres Constructoras de Paz en Valledupar-Cesar.  Integrante de Redes nacionales e internacionales de Derechos Humanos de las Mujeres y las Niñas como la Mesa por una vida libre de violencias para las Mujeres: Ley 1257 de 2008, Women Major Group, Comité de ONGs Sobre La Condición Jurídica Y Social De La Mujer De América Latina Y El Caribe, Red de voceras y voceros Párala Ya: Nada justifica las violencias contra Las Mujeres, entre otras.

Actualmente es Consultora en Temas de Mujer y Género y Directora Ejecutiva de la Fundación Unidas: Mujeres Construyendo Tejido Social. También escribe artículos para la Revista Panorama Cultural, donde tiene una columna titulada “Mundo en femenino” y eventualmente para el periódico El Mompoxino y El Pilón, Boletín de la Red Latinoamericana de Género y Salud Colectiva, la Revista de Salud Pública de la Universidad de Antioquia.  

Visita su sitio web aquí: https://beatrizramirezdavid.wordpress.com/

El yoga para equilibrar la vida familiar y laboral

Así lo hace la protagonista de esta historia, una MUJER AVISPADA que nos invita a reflexionar sobre si lo que hacemos en nuestra vida diaria es nuestra pasión, y si esta nos permite tener tiempo de calidad con nuestra familia.

Diana durante su visita a la India

Desde hace más de 10 años, Diana Karina Maldonado Medina conoció la milenaria disciplina del Yoga, y desde entonces se convirtió en su estilo de vida, que le ha ayudado a encontrar un equilibrio no solo entre su cuerpo, su mente y su espíritu, sino también entre su vida familiar y laboral. Esto le permitió dirigir durante los fines de semana, clases de yoga para niños, en OMI, la escuela que creo para transmitir su conocimiento a los infantes y sus familias.

Entre semana y por varios años, este comunicadora social de profesión, y bilingüe por pasión, fue una exitosa docente de inglés en una universidad: “me sentía cómoda con mi trabajo como profesora, ya que me gustaba mucho lo que hacía, y por supuesto me generaba ingresos que me daban estabilidad económica”, contó Diana Karina.

Sin embargo, desde que nació su hijo, hace tres años, Diana tuvo que tomar una decisión que cambiaría para siempre su modo de vida: “era difícil tener que salir a trabajar y dejar a Felipe en un lugar, siendo él tan pequeño; esta situación me empezó a afectar. Cuando terminaba la clase de inglés, salía corriendo para no dejarlo tanto tiempo solo. Mi desempeño laboral empezó a bajar, ya que no contaba con tanto tiempo para preparar bien una clase, o para quedarme hablando con los estudiantes, en caso de que tuvieran dudas, porque tenía que recoger al niño. Se fusionaron las variables: ser mamá y tener el tiempo reducido”.

Diana y su esposo, no tenían cerca a sus respectivas familias (ya que por oportunidades laborales tuvieron que radicarse en Yopal -Colombia-), pero si contaban con el apoyo de amigos: “varios de ellos me preguntaban que por qué no daba clases de yoga para adultos, y honestamente no me había preparado para eso (…) con el apoyo de mi esposo hice la formación para adultos. Empecé a creer más en mí y en lo que podía hacer, así que dejé de dar las clases de inglés en la universidad y empecé a brindar sesiones de yoga para adultos. Sentí entonces que emprendí un camino donde podía tener tiempo de calidad para estar con el niño – para jugar, colorear, ver la lluvia caer, responder sus preguntas -, y no a que él esperara que yo terminará de calificar los exámenes, sentado tal vez frente a un televisor”.

Frente a esta situación, Diana le contó a MUJER AVÍSPATE que se siente una persona afortunada porque sabe que no todas las mujeres pueden dejar su trabajo estable, que le genera ingresos mensuales, prestación de servicios, entre otros beneficios, para tomar el riesgo de emprender un nuevo camino que le permita un equilibrio entre su vida familiar y laboral: “Para mí fue cumplir un sueño, el poder dedicarme a lo que es mi estilo de vida; Preparar mis clases de yoga implican tiempo, pero lo puedo organizar mejor y puedo estar presente en cada etapa de crecimiento del niño. Cuando uno tiene la determinación de cumplir un propósito, debe enfocarse, trazarse un camino, y confiar de que, si lo puedes hacer, el universo se acomoda para que eso suceda”.

Hoy por hoy, OMI es una empresa que se encuentra en crecimiento y que cuenta con practicantes disciplinados que buscan también mejorar su calidad de vida a través de varios componentes: ejercicios de respiración, posturas de yoga, relajación y meditación.

Conoce más de OMI en Instagram: OMI Universo Yoga

Mujer Avíspate

Únete a nosotros y conviértete en una mujer equilibrada personal y laboralmente.