Autor: Carmen Muñoz Caballero

Una mamá arriesgada que salva vidas en tiempo de pandemia

Diana Paola Camacho Ibáñez, es una médica de consulta de Riesgo Cardiovascular, que hoy, en tiempos del COVID 19, tiene la misión de cuidar a su pequeña hija Saranaid, pero también a cientos de pacientes que buscan su ayuda.

Mientras muchos colombianos tienen la opción de quedarse en casa para protegerse de un posible contagio por Coronavirus, y no lo hacen por desobediencia a las disposiciones del gobierno nacional o por algún motivo de fuerza mayor, Diana Paola Camacho Ibáñez, lo hace en honor a su profesión, para seguir preservando la vida de muchas personas.

Y aunque actualmente revisa a sus pacientes y formula los medicamentos a través de tele consulta, en ocasiones, estas deben ser presenciales para atender casos prioritarios, razón por la cual Diana debe cumplir diariamente con rigurosos protocolos de bioseguridad con el propósito de cuidar no solo su vida, sino la de su familia y sus pacientes.

“El uso de tapaboca, lavado de manos con agua y jabón constante y el distanciamiento social son los protocolos básicos cuando me dirijo al trabajo, teniendo en cuenta que debo hacer uso del transporte público. Al llegar a mi casa, antes de ingresar, me quito los zapatos, le aplico alcohol a las suelas, y los dejo afuera; además del bolso, me retiro la ropa y guardo todo en una bolsa e ingreso a la casa directamente a bañarme” explicó Diana Paola.

Sin embargo, Diana asegura que durante la pandemia, no solo debe tener cuidado con cumplir los protocolos mencionados, sino que debe preparar su mente y su corazón para no llenarse de temor, estrés, angustia o impotencia, por la falta de un sistema de salud adecuado, la discriminación de la gente hacia el personal médico, la falta de conocimiento de muchos ciudadanos ante esta problemática y un miedo no tanto por contagiarse sino por contagiar a su familia y no volverlos a ver.

 “A pesar de todo esto, soy una mujer de fe y sé que todo va a mejorar (…) fue nuestra decisión ser médicos, haciendo caso a nuestra convicción y para beneficio de la sociedad, así que somos conscientes del carácter solidario que esto representa, a pesar de las circunstancias”, aseguró Camacho Ibáñez.

Y ¿qué hacemos con los niños de 0 a 5 años durante la pandemia?

Saranaid Espinal Camacho es la primogénita de Diana, tiene dos años y es creativa,  amorosa, consentida, y como los niños de su edad, está llena de una inagotable energía, por eso, Mujer Avíspate le consultó a la protagonista de esta historia, teniendo en cuenta su experiencia personal y  profesional, cuáles son las recomendaciones para las madres de niños en la denominada etapa Primera Infancia,  considerando la pandemia por coronavirus y que es este, uno de los grupos de la población más vulnerable para adquirir el virus, generando miedo en los padres de familia.

“Les quiero decir a las madres que el miedo es normal sentirlo, así que tomen su tiempo para llorar, gritar, luego sacudir ese miedo y por último actuar. Deben tener auto cuidado y pensar que lo hacen para beneficiar a todos los que las rodean.

* Involucren a los niños en las tareas: jugar, recoger juguetes, lavarlos con ellos, enseñar el lavado de manos, ayudarles en sus tareas, por ejemplo.

* Hagan un plan cada día, sobre todo aquellas que están en teletrabajo. Pueden hacer una lista de cosas por hacer cada día porque realizar mil cosas a la vez es muy difícil.

*No debemos imponernos cargas ¿dónde dice que debemos ser madres perfectas? La cuarentena me ha enseñado a no ir por la vida con tanta prisa, por eso les aconsejo: enfóquense en la tarea que es necesaria hoy, no se sobrecarguen con muchas cosas a la vez.

* Todo aquel que tiene el privilegio de quedarse en casa, que sea obediente; quédate en casa por ti por los tuyos; yo no tengo este privilegio”, concluyó Camacho Ibáñez.

Y tú… ¿te estás quedando en casa para salvar tu vida y la de tu familia? #QuedateEnCasa